¿QUÉ ES LA MEDIACIÓN FAMILIAR?

La Mediación Familiar es un proceso estructurado pero flexible, que utiliza una metodología específica, es confidencial y voluntario donde las partes pueden, con la ayuda del Mediador, gestionar y resolver sus conflictos y negociar soluciones satisfactorias para todos. 

 

Los conflictos más comunes en donde se realiza la Mediación suelen darse en familias en proceso de Separación o Divorcio y donde pueden regularse de manera consensuada aspectos jurídico-económicos (pensión de alimentos, guarda y custodia, régimen de visitas, uso del domicilio conyugal, cambios de residencia, etc.) y aspectos relacionados con la educación (pautas de autoridad comunes en la nueva situación de separados, control de la "instrumentalización" de los hijos y del chantaje emocional, clarificación de las figuras materna y paterna, su corresponsabilidad en el cuidado y educación de los hijos, la aparición de nuevas relaciones o hermanos, etc.)

 

Regular estos aspectos favorece las relaciones de los padres entre sí, de los padres con los hijos y viceversa. La protección de los menores y la creación de un clima familiar estable y sin tensiones (aún en la condición de separados) es imprescindible para el adecuado desarrollo de los menores. Los niños y niñas, en muchas ocasiones, son los grandes olvidados en los conflictos familiares sufriendo las consecuencias de una ruptura traumática. Los niños tienen derechos y los adultos hemos de velar por ellos. La Mediación te puede ayudar a realizar una separación DIALOGADA donde se tengan en cuenta los intereses, ideas, opiniones y sentimientos de TODOS los miembros de la familia.

 

Otros conflictos susceptibles de ser resueltos a través de la Mediación familiar son los que pueden surgir propios de la convivencia, desencuentros en la relación con hijos adolescentes, toma de decisiones sobre algún aspecto puntual como puede ser el reparto de una herencia, asumir la responsabilidad de los miembros mayores de la familia, crisis en la infancia y/o adolescencia, búsqueda de la identidad en menores adoptados, etc. 

 

Las relaciones personales pueden resultar difíciles cuando nos encontramos en una situación de crisis, se producen bloqueos, tenemos dificultades para escuchar y para ofrecer nuestros puntos de vista, no encontramos soluciones... En este sentido, el proceso de Mediación resulta enriquecededor para las partes porque, con la ayuda del mediador, se alivian las tensiones, se definen y enfocan los problemas, se establecen canales de comunicación basadas en el respeto mutuo y se asegura que sean las propias personas implicadas quienes alcancen los acuerdos que consideran más adecuados para todos.

 

EN LA MEDIACIÓN NO EXISTEN VENCEDORES NI VENCIDOS SINO PERSONAS RESPONSABLES DISPUESTAS A ALCANZAR ACUERDOS EQUILIBRADOS Y BENEFICIOSOS PARA TODAS LAS PARTES.

 

 

 

 

LEY DE MEDIACIÓN DE LA COMUNIDAD DE MADRID
Mediacion.pdf
Documento Adobe Acrobat 83.6 KB

Contacto

 

Teléfono: 91 326 80 24 

             603 588 621

             608 71 49 59

 

Email: tagoror61@gmail.com   tsocial.perito@gmail.com

Dirección: C/ Alcalá, 257, 1º-4. 28027 Madrid