LA RUPTURA DE LA PAREJA

La ruptura de la pareja constituye uno de los momentos de mayor ESTRÉS por los que puede atravesar la vida de una familia. Afecta a todos sus miembros y se entremezclan sentimientos y emociones difíciles de manejar que, a veces, nos impiden tomar decisiones acertadas, decisiones que nos permitan iniciar una nueva vida.

 

Sentimos miedo e incertidumbre respecto al futuro (¿qué pasará con "mis" hijos?, ¿"podré" organizarme económicamente?, ¿cómo "voy" a superar este dolor? ¿cómo ha podido "hacerme" esto?...). Nos llenamos de angustia, no sin motivos, pues son muchos aspectos de nuestra vida que tenemos que reorganizar y salir airosos de este trance dependerá, en gran medida, de nuestros pensamientos.

 

Es frecuente en las relaciones personales en general y en las rupturas, en particular, centrarnos únicamente en nuestra persona, en lo que hemos sufrido, lo mal que hemos sido tratados, la "culpa" que tiene el otro de nuestro malestar actual....Sin embargo, la ruptura y la historia de pareja concierne siempre a ambos miembros. Comprender esto puede suponer el punto de partida para tomar decisiones acertadas sobre nuestro futuro. Esto es especialmente importante cuando existen hijos. 

 

Tomar decisiones "acertadas" significa que ambas partes han realizado un gran esfuerzo por comprender la postura del otro, por conocer cómo siente, sus miedos, preocupaciones, deseos y expectativas y que han sido capaces de encontrarse en un punto común a pesar de las emociones. Ese punto común no es otro que LA COOPERACIÓN para llegar a acuerdos equilibrados que favorecerán el desarrollo armónico de todos los miembros y el mantenimiento de una comunicación adecuada.

 

Muchas familias atraviesan esta etapa de la vida sin mayores dificultades otras, en cambio, no disponen de habilidades adecuadas para gestionarla, produciéndose situaciones muy tensas que provocan un gran malestar. Esto, naturalmente, afecta también a los hijos.

 

Desde aquí os invitamos a conocer la MEDIACIÓN FAMILIAR, qué es, cómo se lleva a cabo, los principios que la rigen y qué se puede conseguir a través de este proceso. También queremos recordar que:

 

LA RUPTURA DE LA PAREJA, SOBRE TODO SI EXISTEN HIJOS, NO IMPLICA LA RUPTURA DE LA FAMILIA. SIMPLEMENTE LA FAMILIA SE REORGANIZA DE OTRO MODO. 

 

Beatriz.

 

En el próximo blog hablaremos de cómo viven los hijos la ruptura.

Escribir comentario

Comentarios: 0

Contacto

 

Teléfono: 91 326 80 24 

             603 588 621

             608 71 49 59

 

Email: tagoror61@gmail.com   tsocial.perito@gmail.com

Dirección: C/ Alcalá, 257, 1º-4. 28027 Madrid